Fotografías surrealistas que desafían nuestra mente

En la era de la manipulación digital, la fotografía muestra su cara más novedosa y apasionante. Las técnicas actuales permiten manipular imágenes hasta límites inimaginables en el pasado. Y este libro, Fotografía imposible, recientemente publicado por PhotoClub y coordinado por Agata Toromanoff, está compuesto por más de 50 fotos de diferentes artistas, será el perfecto compañero para inspirar, aprender a mirar, crear nuestras propias composiciones y retar a nuestra mente. ¿Estás preparado, fotógrafo?

 El fotógrafo ya no se dedica meramente a la captura de un instante, ahora captura ideas. Los innovadores métodos de edición están cambiando el enfoque tradicional de la fotografía con efectos impensables que convierten una fotografía normal en una obra irónica, divertida, impactante, traviesa, elegante, rara, poco convencional, o incluso capaz de desafiar la racionalidad. Cualquier cosa es posible.

 

Más de 50 fotógrafos «surrealistas» reunidos en esta obra

El libro Fotografía imposible recoge una serie de fotografías excepcionales realizadas por fotógrafos de todas las partes del mundo, algunos de ellos muy reputados, y otros artistas noveles y emergentes. Sus obras juegan con nuestra percepción y seducen a nuestros sentidos. Esta fascinante colección coqueteará con nuestra mirada y abrirás nuestra mente a formas de pensamiento poco convencionales. Las fotografías nos provocan y nos desafía, rompiendo barreras y haciendo que miremos las cosas con otros ojos.

La mejor manera de verlo es pasear por las páginas de este libro que incluye una fantástica selección de fotografías que pretenden demostrar que esta nueva y atractiva forma de enfocar la fotografía la hace totalmente adictiva. Erik Johansson, uno de los fotógrafos surrealistas más prestigiosos, etiqueta a sus obras como “surrealismo fotorrealista”. “Se trata de ideas surrealistas plasmadas siguiendo un formato realista, al que se añade un toque de humor”, explica.

Esta frase describe perfectamente el trabajo de muchos otros fotógrafos cuyas obras pretenden engañar a nuestros ojos. Muchas de las fotografías presentadas en este libro tienen claras referencias al surrealismo (el primer movimiento artístico que usó la fotografía para distorsionar la realidad) pero las nuevas generaciones van un paso más allá, creando verdaderos universos paralelos, que son un reflejo del nuestro tras haber pasado por un filtro mezcla de crítica e ironía. 

¿Qué pretenden los artistas con estas fotografías imposibles?

Los fotógrafos, en su afán de originalidad guiados por un deseo de provocar respuestas alejadas de lo habitual, suelen evitar lo obvio. Exploran cualquier vía que les permita reinterpretar el mundo que les rodea desafiando convenciones, formas, funciones y significados. Las fotografías resultantes son expresiones mordaces, a menudo extrañas a la vez que caprichosas, capaces en todo momento de entablar un interesante diálogo con el espectador. 

Independientemente del patrón que decida ser el artista, el objetivo es siempre el de producir un resultado sorprendente. Contradicciones impactantes, a menudo irónicas o divertidas, que desembocan en lo inesperado. Yuxtaposiciones que no solo juegan con nuestra percepción, sino que desafían también a nuestra mente al convertir la rutina de nuestra vida diaria en una experiencia lúdica.

Nuestras «fotos imposibles» favoritas

Nos ha costado mucho decantarnos por ellas, pero queremos enseñaros algunas de las fotografías imposibles de este libro que más nos han llamado la atención por su originalidad y manera de sorprender al espectador. ¿Te atreverías a hacer algo parecido?

ANDRIUS BURBA

Las fotografías de animales, y especialmente las de mascotas, son muy habituales, pero no es frecuente verlos desde abajo. Esto es lo que caracteriza la obra del fotógrafo lituano Andrius Burba. Ha realizado series dedicadas a gatos, perros y conejos que coloca bajo un cristal y entonces fotografía a cada uno de ellos. Su cuarta serie se llama Under-horse y se trata del mayor proyecto del artista por su dificultad. ¡Los efectos son espectaculares y muy divertidos!

 

 

 

ALEXANDRE ORION

La ciudad es la principal fuente de inspiración para Alexandre Orion (1978). Este artista multimedia de Sao paulo die que las ciudades están llenas de significados diferentes. Disfruta observando la mutación de las ciudades con su cámara. Su trabajo se fija en el universo de las calles edificios de la ciudad, pero, sobre todo, en los grafitis que encuentra a su paso. Al explorar cualquier ciudad, Alexandre busca una pared o un hueco para poder pintar sobre ellos. Después hará que esas obras pictóricas jueguen con su entorno. El artista se dedica a espiar a los transeúntes mientras interactúan espontáneamente con el grafiti, y plasma esa escena en su fotografía final. Las imágenes que te dejamos son de su serie en blanco y negro titulada Metabiótica.

 

FÉLIX HERNÁNDEZ

El fotógrafo mexicano Félix Hernández denomina su trabajo como «fotografía-sueño» ya que crea sus obras a partir de sus propios sueños y pensamientos. En sus imaginativas composiciones, inserta pequeños juguetes a través de un fotomontaje que les lleva a formar parte del mundo real. Toma sus fotografías, tanto en estudio como en diferentes localizaciones.

Utiliza una lente macro y la técnica focus stacking (apilamiento de enfoque) para fusionar múltiples imágenes. Sus escenas tienen una particular atmósfera y suele recurrir al uso de harina para imitar la nieve o al humo de cigarrillos para crear niebla.

Advierte que sus fotos «no son lo que existe en ellas, sino que retratan lo que existe dentro de mí!.

 

La “fotografía imposible” lo hace todo posible.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s