10 consejos para iniciarte en la Fotografía Boudoir

 

Intimidad, belleza, sensualidad, elegancia femenina… en resumen, esto es la fotografía Boudoir. Un tipo de fotografía que tiene como objetivo representar el cuerpo femenino de forma insinuante y natural.

 

“Comparto el proceso que empleo para descubrir cómo se siente mi sujeto respecto a su cuerpo y su sensualidad. Cientos de fotos me han enseñado mucho sobre lo que las mujeres piensan y sienten respecto a sus cuerpos’’, afirma Christa Meola autora del libro Fotografía Boudoir. El arte de la sensualidad, que recientemente ha publicado PhotoClub. En esta obra, la prestigiosa fotógrafa comparte consejos y técnicas personales sobre la fotografía Boudoir. Desde conceptos tan fundamentales como el maquillaje y la lencería, pasando por el equipo adecuado, el uso de la luz o la composición.

 

Para la autora, la fotografía Boudoir es una actividad enriquecedora, ya sea una afición estimulante o una carrera lucrativa. Según Christa, no hay nada demasiado complicado en lo que hace y todo el mundo podría hacerlo con excelentes resultados. Para convencerte de ello de vamos a indicar en nuestro post de hoy 10 consejos para que tus fotografías boudoir estén llenas de sensualidad:

1. Apartar el pelo de los ojos

Esto es genial para comenzar. Aunque es una acción natural que a su sujeto le resultará muy fácil realizar, algunas mujeres no modelos dudan a la hora de realizar una acción tan simple como apartarse el pelo de los ojos sin permiso del fotógrafo, de modo que ofrézcale esta instrucción desde el principio. De hecho, será necesario cuando dirija el ventilador hacia ella, le pida que se acaricie el pelo o que se mueva un poco.

2. Agitar el pelo

Ésta es la instrucción más sencilla para relajar los nervios y divertirse, por lo que también es genial para comenzar. Pedir al sujeto que agite la cabeza de lado a lado con los ojos cerrados y una ligera sonrisa. Una alternativa consiste en hacer que mire fijamente a la cámara mientras se revuelve el cabello con las manos.

3. Saltar, correr, botar

Cualquier de estas acciones ayudará a eliminar los nervios cuando pidas que lo repita una y otra vez, ayudando a la modelo que se relaje, de modo que son acciones necesarias al principio de la sesión. Dependiendo de la ubicación y el vestuario, si el sujeto salta, corre hacia la cámara o se aleja de ella, salta hacia el fotógrafo o bota divertida sobre una cama. Es más fácil así capturar una emoción genuina y alegre.

4. Jugar con la ropa

Sugiere al sujeto que se limite a jugar con una prenda que lleve puesta, ya sea el tirante de un sujetador, una liga, el cuello de la camisa o un sombrero. Resulta sencillo, coqueto y un modo estupendo de conseguir fotos parcialmente vestida, con movimientos naturales. Entre las instrucciones puede incluir: bajar el tirante un poco, jugar con el cuello, mirar por debajo del sombrero, desabrocharse el vestido, etc.

5. Bailar

Poner música e indicar al fotografiado que baile sirve para relajarse y pasar un rato divertido. “Suelo indicarles a mis sujetos que bailen si les apetece porque a menudo se crea un ambiente divertido y algunas risas que aligeran a todo el mundo”, afirma Christa. Es conveniente dejar en manos del sujeto lo creativa u osada que quiera ser.

6. Dar vueltas

Esta acción pude ser útil, dependiendo del vestuario del sujeto. Si viste un vestido, una falda, un camisón o una bata de seda, es sencillo obtener una foto con movimiento y un giro del tejido, en ocasiones mostrando un bonito par de tacones o un vistazo sexy a las piernas y el trasero. Además, ésta es otra acción divertida que puede realizar su sujeto para eliminar nervios.

7. Gritar ‘¡Hey!’

Pedir a la modelo que grite aliviará cierta tensión y es probable que se ría también. Es un gran modo de relajarla, hacer que fluya la sangre y centrarla en la tensión. También es una instrucción perfecta cuando la energía del sujeto está decayendo y despertarla un poco.

8. Un lacito, dos lacitos del zapato

La mayoría de mujeres adora los zapatos y cualquier acción que implique los zapatos de una mujer suele ser buena idea. Quitarse uno, atarlos, pasar la mano por ellos son acciones fáciles de realizar para una mujer que no sea modelo y el resultado son fotos divertidas.

9. Mueva las manos por su cuerpo

Ésta es mi acción favorita y la pido en cada sesión, ya sea con una modelo, una musa o una mujer real. Debido a que es algo más íntima, lo mejor es llevarla a cabo cuando la sesión ha progresado un poco. Indique a su sujeto que realice un movimiento elegante con los dedos apenas tocando la piel y que mueva las manos despacio. Es importante señalar que allí donde la modelo coloque las manos es donde irá la mirada del espectador, de modo que hay que ser concreto sobre el lugar donde debe colocarlas.

10. Cierra los ojos y…

Esta instrucción es más bien una sugerencia para que la modelo la complete. A menudo, esta indicación provoca rubor, un suspiro, una sonrisa o una expresión genuina y única en el sujeto.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s