Tino Soriano comparte su reportaje fotográfico #latidosenunhospital para homenajear a la Sanidad

El prestigioso fotoperiodista Tino Soriano publica diariamente una fotografía dedicada al personal sanitario que está trabajando para frenar la pandemia.

Su trabajo puede verse en medios de comunicación, libros, clases o exposiciones que han recorrido el mundo. Recientemente ha publicado con PhotoClub dos libros: Los secretos de la fotografía de viajes y Ayúdame a mirar. La biblia del reportaje gráfico.

 

Exposiciones, galardones y reconocimientos, nacionales e internacionales, avalan la carrera del fotógrafo catalán que ha sido premiado por la Unesco, en varias ocasiones, y la OMS y ha obtenido distinciones tan importantes como el World Press Photo en 1999 en la categoría de Arte. Recientemente, en 2018, el gobierno de la Generalitat de Cataluña le concedió el Premio Nacional de Comunicación en la categoría de Prensa.

«Esta serie de fotografías es mi particular tributo al inestimable esfuerzo de la Sanidad y de otros colectivos, arriesgando su salud y trabajando para que entre todos superemos esta pandemia», afirma Tino Soriano, que publica, cada día, en sus redes sociales, una imagen bajo un proyecto/homenaje que ha titulado #latidosenunhospital. Este trabajo es totalmente relevante en este momento en el que las cifras de personal sanitario afectado por COVID-19 asciende ya unos 33.000 personas.

 

Su trabajo personal sobre el mundo de la Medicina, emprendido en 1980, le supuso un reconocimiento especial de l’Academia de Ciències Mèdiques de Catalunya y de la Organización Mundial de la Salud por su labor de divulgación de la Sanidad a través de sus reportajes fotográficos. Y es que Tino, comenzó a los 17 años a trabajar en el Hospital de Sant Pau de Barcelona e incluso organizó el departamento de audiovisuales de este centro, lo que le ha hecho mantenerse cerca de este ámbito mucho tiempo. Incluso comenzó estudios de medicina que abandonó por magisterio y, más tarde, por la fotografía. Así que, como él mismo explica, «desde 1990 estoy fotografiando el mundo sanitario como tema personal. Creo que soy el único fotógrafo del mundo que tiene recopiladas 30 años de imágenes documentando la Medicina». Y aquí comienza, en una búsqueda en su historial fotográfico, este proyecto, #latidosenunhospital, que tiene como objetivo mostrar el trabajo de todo el colectivo que conforma la Sanidad: «la gente que nos saca las castañas del fuego cuando estamos fastidiados de verdad», asegura Tino.

 

Su último libro, Ayúdame a mirar. La biblia del reportaje gráfico, editado por PhotoClub, que se ha convertido en un auténtico súper ventas, es un ensayo en el que recoge, a lo largo de más de 25 años de profesión, frases, anécdotas, experiencias de maestros de la fotografía, anécdotas, consejos y claves para llegar a crear esta obra que se ha convertido en un curso avanzado de fotografía.

 

Tino se reafirma en la idea de que «la fotografía no es solo estética, sino que también es emoción» y, además añade que «la cámara es sencillamente un instrumento» y la que él utiliza es muy sencilla: una Leica antes (ahora Olympus) y un objetivo angular le bastaron para retratar los rostros de los sanitarios y optó por hacerlo en blanco y negro (antes la película en color tenía menos sensibilidad para los interiores). Aunque, según avanza en su trabajo sobre la medicina también dispone de muchas otras fotos en color. (Ver galería)

Lo que tenemos claro es que la fotografía como documento es fundamental para conservar la memoria de la humanidad. Después de esta pandemia quedarán las fotos que hemos visto y que nos harán recordar lo sucedido. Igual pasó, nos cuenta Soriano, que nos acordamos del genocidio nazi gracias a las fotografías y algunas grabaciones que sobrevivieron a la destrucción que intentaron hacer cuando vieron que iban a perder la guerra para que no quedaran pruebas. «Gracias a las fotos de Francesc Boix en Mauthausen, por ejemplo, se condenó a varios asesinos. De hecho, los genocidas y los dictadores lo primero que limitan es la libertad, para controlar lo que se documenta», explica y añade que «la fotografía documental sirve para mostrar las cosas que el gran público no puede ver».

 

La cantidad de viajes realizados, la capacidad de mirar y la experiencia de Tino Soriano son suficientes para advertir que «si no corregimos la deriva ultracapitalista que llevamos hasta ahora, quizás no habrá una segunda oportunidad, pero el problema es que los que deberían hacerlo suelen ser los principales beneficiarios de la explotación incontrolada de los recursos: es cómo dejar al lobo que tome decisiones sobre la seguridad del rebaño» y concluye con rotundidad señalando que «nos jugamos la supervivencia como especie».

 

2 comentarios en “Tino Soriano comparte su reportaje fotográfico #latidosenunhospital para homenajear a la Sanidad

  1. Tino Soriano, no sólo es un fotógrafo de alto nivel , es una persona comprometida con cualquier causa en la que pueda ayudar, crítico justo e incan sable e implacable con las injusticias. Todo lo que se pueda decir de el es bueno. Admirable!!
    Yo particularmente lo sigo desde su primer publicación y siempre aprendo algo nuevo.

    Me gusta

  2. Pingback: PhotoClub premia las mejores #FotazasEnCasa | Fotografía con PhotoClub

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s