10 fotos para concienciarnos del cambio climático

Si algo tiene la fotografía es su capacidad para sobrevivir al tiempo, para mantener la memoria viva, para mostrar lo que no tenemos al alcance y para documentar los diferentes hechos históricos que nos acontecen y, sin duda, el cambio climático es uno de ellos. Javier Sánchez-Monge, fotoperiodista, activista y filósofo español, así lo ha hecho en su último libro El arte de la fotografía documental. Una odisea entre el cielo y el infierno donde dedica un capítulo del libro a explicar y documentar catástrofes naturales derivadas del cambio climático con el objetivo de alertar y difundir la realidad que se viven en muchos países del mundo.

 

“Creo que el fotoperiodismo se hace tanto más valioso cuando uno decide luchar al servicio de alguna causa, como nos ocurre a muchos. El caso es que, aunque ahora se están animando más fotógrafos a reflejar este fenómeno y desde diversos puntos de vista, cuando comencé no había tantos, y no resultaba fácil el considerar cómo plantear proyectos a largo plazo”, afirma el fotógrafo.

Este ingente y gran trabajo fotográfico no es sencillo de abordar, pero Javier Sánchez-Monge ha conseguido importantes y gratificantes reconocimientos como que varias de sus imágenes fueran seleccionadas para exposiciones internacionales, algunas ganaron premios, otras fueron utilizadas por la Fundación Lucie en una convención internacional sobre el cambio climático de la ONU. Incluso cuando Donald Trump negaba esa realidad, varias de sus fotografías se proyectaron en el Dale Carnegie Hall de Nueva York, reconociendo así la verdadera naturaleza de lo que estaba ocurriendo.

El viaje no ha sido fácil porque para conseguir las impactantes imágenes que os vamos a mostrar Sánchez-Monge ha tenido que vivir situaciones inimaginables y muy complicadas, como llegar a pueblos inundados donde había gente sobre el tejado de sus cabañas esperando a ser rescatados, ser testigo de animales muertos a causa de la sequía, sentir la destrucción y el silencio tras el paso del tifón Haiyan en Taclobán (Filipinas), sufrir terremotos o asistir a zonas de refugiados tras una inundación, pero lo más asombroso para el fotógrafo ocurría después: “la gente podía escuchar estas vivencias interesándose, pero sin implicarse emocionalmente”, explica.

A continuación, os dejamos 10 fotografías impresionantes de cómo está afectando el cambio climático en nuestro planeta. Quizás verlo nos puede ayudar a tomar conciencia.

1. ESCAPANDO A LAS AGUAS. 10/9/2011. SIEM REAP. CAMBOYA.

Debido al cambio climático, la sesión del monzón se llega a acusar de manera muy intensa en el sudeste asiático, dónde las aguas llegan a engullir pueblos enteros y a cobrarse un número anual de víctimas. Para esta fotografía efectuada en Camboya me situé al paso de una carretera por la que los habitantes de las aldeas inundadas se trasladaban hacia emplazamientos más seguros.

2. ECOSISTEMA DEVASTADO. 6/7/2017. BAKOTE. GAMBIA.

Una joven del área de Bakote, en Gambia, intenta recoger agua de un antiguo remanso. A pesar de que muchas variedades de pájaros y de otras especies siguen abrevando allí, el lugar ha sido totalmente destruido debido a la tala y quema y al depósito de vertidos, con la complicación de que el agua resulta peligrosa incluso para lavar la ropa. Para esta instantánea, una vez que di con el lugar, tuve que esperar a que un recién llegado pudiera protagonizar una escena impactante.

3. EL AVANCE DE LA DESERTIFICACIÓN. 8/17/2014. KAMPOT. CAMBOYA.

Probar el papel de las actividades humanas en el cambio climático constituye una de las ideas fundamentales para motivar acciones paliativas. La deforestación conlleva un incremento del CO2, que constituye uno de los principales gases invernadero responsables del calentamiento global. En esta imagen unos niños juegan al fútbol en un emplazamiento de la costa de Camboya, anteriormente recubierto por un ecosistema de extensos manglares. Tras su tala, quedo reducido a vastos campos de sal. Para tomar la instantánea fueron necesarias varias ocasiones hasta que conseguí la que transmitía una mayor profundidad de campo y servía para otorgar cierta insignificancia a los niños ante un entorno tan desertificado. La perspectiva proporcionada por la pequeñísima figura de un cuarto niño en la distancia sugiere al espectador una idea de las dimensiones de la desertificación.

4. APOCALIPSIS. 11/23/2013. SAN JOSÉ. TACLOBAN. FILIPINAS.

Ante el escenario apocalíptico de la barriada de San José, en Taclobán, Filipinas, tras el paso del tifón Haiyan, permanecí un tiempo fotografiando el paso de embarcaciones con supervivientes. En el caso de esta foto, poco después, supe que me hallaba situado junto a una antigua estación de transportes y que todos los contenedores y camiones que flotaban por la bahía pertenecían a esa estación. Según comentaron, el cuerpo que flotaba pertenecía a su propietario.

5. SUPERVIENCIA EXTREMA. 8/28/2011. PROVINCIA DE SIEM REAP. CAMBOYA.

El cambio climático ha llevado a que los recursos naturales se hagan cada vez más escasos en muchos países del tercer mundo y que la competición por la supervivencia llegue a propiciar la formación de numerosos grupos de seres humanos que viven y llegan a alimentarse de los desperdicios abandonados por la parte de la sociedad más privilegiada. Para esta imagen lograda en un basurero de Camboya hube de ganarme la confianza de sus trabajadores y frecuentar sus lugares de trabajo hasta que dejaron de prestarme atención y podía realizar mi tarea fotográfica sin contratiempos.

6. INUNDACIONES ENTRE LA FRONTERA DE CAMBOYA Y TAILANDIA. 10/14/2013.

En una zona fronteriza entre Tailandia y Camboya, las lluvias del monzón habían provocado unas inundaciones tan fuertes que tras su cese originaron un fuerte tránsito entre las poblaciones que habían quedado aisladas. Al observar el paso de estos monjes, tuve la idea de unirme a su marcha para poder fotografiar el estado en el que había quedado su monasterio, lo que me brindaría la oportunidad de presenciar cómo se había organizado la comunidad budista para pervivir durante las inundaciones.

7. SUPERTIFÓN HAIYAN (MOTIVADO POR EL CAMBIO CLIMÁTICO). 10/20/2013 SAN JOSE. TACLOBAN. FILIPINAS.

En uno de mis primeros esfuerzos para mostrar la terrible magnitud de las consecuencias del tifón Haiyan, escogí un lugar en dónde una bandera se alzaba como si aún no se hubiera perdido todo. Aguardé al paso de supervivientes hasta que, como si emergiera de una visión onírica, apareció uno que iba caminando lentamente y recogiendo el agua de los charcos con un cubo. Fue mi primera fotografía de la catástrofe, en un lugar dónde permanecí durante un mes.

8. DESPUÉS DEL TSUNAMI. 11/23/2013. TACLOBÁN. FILIPINAS.

Delante de la bahía de San José, en Filipinas, los pescadores disponían de los numerosísimos cuerpos de los ahogados arracimándolos atados en determinados lugares para que después fueran recogidos por los equipos y trasladados a un lugar para su cremación. Paradójicamente, después del terrible tifón, que además provocó un tsunami con miles de muertos más, las aguas permanecieron totalmente apacibles durante semanas. La causa del tifón se determinó que fue por el cambio climático. Para la fotografía acompañé durante largas jornadas a los equipos de pescadores que se encargaban de agrupar los cuerpos de los fallecidos.

9. CAZADOR DE RATAS DE GAMBIA. 5/20/2017. CASAMANCE. SENEGAL. 

En un lugar de Casamance, al sur de Senegal, un joven cazador de ratas gigantes de Gambia aguarda al ladrido de su perro para saber si había localizado a un nuevo roedor. Se trata de unas tierras en las que los nativos, antaño, obtenían abundante caza, tanto de mamíferos como de aves. La tala y quema ha desalojado a casi todas las especies y solo sobrevive una especie de ratas gigantes originales de Gambia, que los jóvenes cazan para comer. En la imagen, intenté mostrar al joven como si el mismo testificara esa devastación, al tiempo que aguardaba el ladrido de su perro y sujetaba la rata que llevaba a su espalda.

10. TALA Y QUEMA. 01/21/2013. PROVINCIA DE SIEM REAP. CAMBOYA.

La agricultura de tala y quema es responsable de la devastación de interminables áreas boscosas de todo el planeta. La deforestación que conlleva es directamente responsable del cambio climático, ya que los bosques absorben el CO2, un gas de efecto invernadero. Para esta fotografía, opté por un formato vertical capaz de establecer el fuerte contraste que representa una infancia ante un medio ambiente devastado.       

Gracias Javier por cedernos estas fotografías para hacernos más conscientes de la situación en la que se encuentra el planeta y, también, compartiendo y animando a pasar a la acción a través de la fotografía:

“Me gustaría decirles a los que tenéis una cámara, que podéis convertirla en un arma de lucha y de denuncia contra el cambio climático, y que este tipo de proyectos no van a perder su actualidad”.

Un comentario en “10 fotos para concienciarnos del cambio climático

  1. Pingback: Flashazo a… ¡Javier Sánchez-Monge! | Fotografía con PhotoClub

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s