Flashazo a… ¡Javier Sánchez-Monge!

¿Creías que nos habíamos olvidado de una de nuestras secciones favoritas?  Pues no, ‘Flashazos’ es un must de nuestro blog Fotografía con PhotoClub y sabemos que os gusta conocer más cosas de nuestros autores. En esta ocasión el fotógrafo Javier Sánchez-Monge nos cuenta muchas cosas interesantes de su trabajo y de su último libro El arte de la fotografía documental. Si te apasiona este tipo de fotografía su libro no puede faltar en tu estantería. ¡Sigue leyendo y dale al play para ver a Javier contestar a nuestro interrogatorio!

Javier Sánchez-Monge, fotoperiodista, filósofo y activista, se ha servido de su experiencia personal y de un profundo análisis antropológico de las personas a las que documenta, lo que le ha valido el reconocimiento fotográfico de la comunidad internacional a través de numerosos premios, menciones de honor, como los IPA (International Photography Awards) durante varios años sucesivos, y exposiciones, siendo uno de sus trabajos más recientes el expuesto en el Dale Carnegie Hall de Nueva York.

Una vez que has decidido encaminar tu trayectoria a la fotografía documental te pueden asaltar muchas dudas: ¿Sabrías cómo manejarte ante una catástrofe humanitaria? ¿Sabrías cómo actuar como fotógrafo en un campo de refugiados? ¿Conoces lo que es un fixer y cómo contratarlo? ¿Sabrías cómo planificar un proyecto documental en una cultura totalmente ajena a la tuya o cómo ‘incrustarte’ en un destacamento de soldados? ¿Sabes que un fotógrafo documental puede llegar a desarrollar un vínculo imborrable de amistad con gente de culturas totalmente ajenas o padecer estrés postraumático por haberse involucrado en causas particularmente difíciles? ¿Y qué hay de hacerte pasar inadvertido, de integrarte en círculos sociales de complicado acceso, de improvisar en situaciones desconocidas o de saber ganarte a esas personas cuyas vidas estás documentando? Y esto es solo el principio, por eso, valerte de los conocimientos de un profesional como Javier te puede aportar mucha seguridad.

El libro El arte de la fotografía documental, recoge la naturaleza real de la fotografía documental y el acceso y la planificación del proyecto fotográfico con un contenido duro, impactante, pero también fascinante y alentador. El lector descubrirá cómo desplegar estrategias, lograr el acceso, la psicología de gentes, el arte de pasar inadvertido y en gran medida, el arte de improvisar en situaciones desconocidas. Pobreza extrema, violencia, pero también ritos y costumbres fotografiados con mirada tranquila y respetuosa, sin prejuicios. Te dejamos con el autor de estas imágenes cargadas de información y aprendizajes de vida. Así que lee atentamente lo que nos ha respondido Javier Sánchez-Monge. 

¿Cuál fue tu primera cámara? 

Una Zorki Soviética 1D analógica y telemétrica de objetivo empotrable, que era una copia exacta de las primeras Leicas y que, además, tenía una calidad óptica asombrosa, independientemente de que se podía usar con óptica Zeiss o Leitz Wetzlar.

Cuéntanos algún truco que utilices a menudo cuando te dispones a realizar fotografías.

Elegir un entorno adecuado y aguardar a que pase un personaje interesante, o viceversa, seguir a un personaje interesante hasta que se sitúe en el entorno adecuado. 

Si quieres sabe cómo hacerte invisible y pasar inadvertido cuando hacemos fotos, algo que puede preocupar a los fotoperiodistas, te dejamos 10 consejos aquí.

¿Podrías escoger una de tus fotografías favoritas y decir por qué es especial para ti?

¿Un lugar donde te has hinchado a sacar fotazas?

¿Crees que la fotografía vive un buen momento? 

Sí a nivel tecnológico. No obstante, la globalización tecnológica conlleva el terrible drama de la destrucción de muchas culturas y formas de vivir tradicionales, e ir en la dirección de una cultura única y monolítica que destruya la diversidad es catastrófico. El fotógrafo Jimmy Nelson lo retrata libro documental Before they pass away. Hace poco tiempo estuve con dos tribus primitivas y que a escasos años de haber sido contactadas ya les estaban enseñando la utilización de teléfonos androide, puedes figurarte la destrucción cultural que eso conlleva. 

¿Qué consejo le darías a alguien que se sienta atascado y no consigue mejorar sus fotos?

Creer en si mismo por encima de lo que le diga nadie, ver documentales de grandes fotógrafos, leer libros de fotografía y de arte, hacer pausas para desconectar, reflexionar antes de apretar el obturador, no sentirse presionado, llegar a desarrollar una buena autocrítica y humildad y, sobre todo, algo que a mí me ha servido mucho y que es practicar meditación y yoga. También es importante salir de esa sensación de competitividad que nos inculcan.

¿De qué manera ha influido en tu trabajo la situación de pandemia actual?

Positivamente, en el sentido en que gracias a la obligación de estar encerrado pude sacar mi libro El arte de la fotografía documental y organizar siquiera una pequeña parte de todas las imágenes que he ido cosechando a lo largo de los años. Además, pude estar con mi querida familia, después de tantos años de vida de nómada, y aprender que también se puede vivir encerrado si uno se rodea de libros, ya que no veo la televisión desde 1991.

Un fotógrafo al que admires y haya marcado tu trayectoria. ¿Por qué?

James Nachtwey. Tal vez porque en él veía una capacidad asombrosa de empatizar, de captar la esencia de lo que fotografiaba en el punto exacto, y además de hacerlo con un matiz artístico. Supongo que también me identifico con él a nivel emocional; cuando vives experiencias muy duras te conviertes en una suerte de náufrago emocional y te llegas a dar cuenta de que solo tú puedes interpretar lo que viviste, ya que la sociedad civilizada se maneja en un universo diferente.  

Un sueño fotográfico por alcanzar. 

Sinceramente, he podido alcanzar una gran parte de los sueños fotográficos que tenía, pero como siempre estaba metido en proyectos en países distantes, descuidé las redes sociales, y a mi vuelta descubrí que a veces eso es casi más importante que el trabajo que hayas hecho. Mi gran sueño sería poder divulgar todos esos trabajos a través de libros o de otros medios y aprender a usar las redes sociales para poder hacerlo. 

3 elementos que deben tener una fotografía para emocionar.

A nivel documental, que tenga una historia detrás, que los personajes fotografiados se desvelen tal y como son, sin apercibirse de la cámara, y que tenga el poder de arrebatarnos, de enajenarnos de la dimensión en la que estamos para trasladarnos abruptamente a esa otra dimensión reflejada por la instantánea. Se trata de las imágenes que remueven conciencias, por ejemplo, algunos pueden negar el cambio climático, pero como reflejo en mi libro, hay imágenes que prueban su realidad irrefutable, al igual que otros muchos dramas que se desarrollan en nuestro planeta y que la fotografía los puede poner en evidencia. Aquí puedes ver 10 fotos para concienciarnos del cambio climático.

¡Si quieres conocer más de nuestros autores, no te pierdas el próximo Flashazos PhotoClub!

Un comentario en “Flashazo a… ¡Javier Sánchez-Monge!

  1. Pingback: Flashazo a… ¡Javier Martínez Morán! | Fotografía con PhotoClub

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s