Flashazo a… ¡Will Marsala!

La vuelta de las vacaciones, el inicio de curso, la rutina, emprender o comenzar a hacer realidad tus sueños son algunos de los propósitos a los que nos comprometemos cuando comienza el otoño. Si eres fotógrafo aficionado y quieres dar el salto a ser profesional quédate con nosotros porque Will Marsala tiene las claves para conseguirlo.

Will Marsala es un reconocido fotógrafo en diferentes ámbitos y ha recorrido innumerables rincones del mundo realizando reportajes de boda. Su mirada se ve plasmada en multitud de campañas de publicidad y retrata desde políticos hasta actores pasando por deportistas de élite. Su pasión por la fotografía llega hasta los fogones pues realiza diferentes encargos gastronómicos para los restaurantes más sofisticados del país.

Ha impartido clases de fotografía y de edición digital en Universidades como Harvard (Cambridge, Massachusetts), en la Universidad de Alcalá o en el CEF en Madrid. 

En su libro Vivir de la fotografía explica todo lo que él hubiera necesitado saber para llegar a donde ha llegado hoy desde que se planteó ser fotógrafo profesional hasta acabar dominando su negocio fotográfico. Y es que ser fotógrafo profesional supone mucho más que saber hacer fotos. Con este libro aprenderás multitud de aspectos que van más allá de la toma fotográfica: cómo montar un porfolio consistente, cómo encontrar clientes, cómo quitarte el miedo de lanzarte a ser autónomo, y mucho más. “Como en cualquier otro negocio, estancarse es relativamente sencillo, por lo que aprenderás cómo renovarte, inspirarte y crecer como profesional de la fotografía cada día”, explica.

“Hoy en día la persona que no hace fotos razonablemente interesantes es porque no quiere”, explica Will. Y es que la oferta de literatura técnica es muy amplia y es relativamente sencillo dominar cualquier equipo fotográfico y tipo de fotografía (retrato, producto, naturaleza o viajes, entre muchos otros). La gran pregunta que nos lanza el autor es “¿dominar la técnica nos da la oportunidad de poder vivir de esta práctica?” Esta y otras reflexiones las resolvemos hoy en el primer “Flashazo PhotoClub” de la temporada. 

 

¿Cuál fue tu primera cámara?

Nunca tuve una primera cámara, ¡fueron 2! el día de mi comunión con 9 años me regalaron una Polaroid y una Minolta, ¡me creía el rey del mundo!

Cuéntanos algún truco que utilices a menudo cuando te dispones a realizar fotografías.

Lo que me ayuda mucho es, un rato antes de hacer algún trabajo o sesión, ver en Instagram o Pinterest trabajos similares, siempre veo cosas que me abran la mente. ¡Esto es de gran utilidad y te aleja de tener algún bloqueo!

¿Podrías escoger una de tus fotografías favoritas y decir por qué es especial para ti?

¿Un lugar donde te has hinchado a sacar fotazas?

En la India. Cualquier rincón es fotografiable allí, es verdad que puede ser por el choque cultural, seguro que los orientales vienen a España y les pasa lo mismo. En su lugar de origen, al estar acostumbrados a lo que ven a diario, no aprecian tanto lo que tienen.

¿Crees que la fotografía vive un buen momento?

¿Qué consejo le darías a alguien que se sienta atascado y no consigue mejorar sus fotos?

Que cree un grupo de crítica. Es importante que los que opinen tengan criterio y si pueden ser personas con los que no tengan ninguna relación emocional. Si le preguntas a tu abuela no vale.

¿De qué manera ha influido en tu trabajo la situación de pandemia actual?

Personalmente la pandemia no ha afectado a mi trabajo, es verdad que los eventos se han desplomado, pero he tenido suerte porque el boom de los restaurantes que sirven comida a domicilio ha necesitado tener fotografía gastronómica y ahí es donde he estado moviéndome mucho últimamente.

Un fotógrafo al que admires y haya marcado tu trayectoria. ¿Por qué?

Steve McCurry, porque como fotógrafo de Magnum está orientado al fotoperiodismo, a contar historias. Lo que destaco de él, es la intencionalidad estética y armoniosa de su trabajo. 

Un sueño fotográfico por alcanzar. 

Que mis fotografías artísticas sean expuestas en el Tate Modern de Londres.

3 elementos que deben tener una fotografía para emocionar. 

Personas o animales, empatía y luz.

¡Gracias Will! Seguro que gracias a tus consejos muchos de los fotógrafos que nos leen se van a decidir a dar el salto para profesionalizarse y comenzar esta gran aventura. ¡Mucha suerte a todos! 

Si te has quedado con ganas de más en nuestro blog puedes encontrar los últimos flashazos a otros de nuestros autores como Antonio Garci, Javier Martínez Morán o Tino Soriano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s