Fotografía panorámica: reglas para la captura, longitud focal, exposición y enfoque

pano-4

Quizás el apartado más importante a la hora de obtener buenas panorámicas es precisamente cómo se realizan las capturas. Hay una serie de reglas y cuestiones que debemos considerar si queremos obtener un buen resultado. Luego lo fácil es unirlas.

Consideraciones sobre el formato final de la imagen
Antes de plantear las claves para realizar una buena captura no es mala idea considerar cuál va a ser el formato final de nuestra imagen panorámica; un formato demasiado alargado, ya sea horizontal o vertical, suele ser problemático por varias razones:

  • Las imágenes demasiado alargadas son más difíciles de componer para que tengan un equilibrio visual.
  • En las publicaciones llenan enseguida el ancho de la página dejando mucho espacio vacío alrededor.
  • En exposiciones y ferias de arte una fotografía muy alargada ocupa mucho espacio y eso tiene un alto coste.

La clave reside en las relaciones entre ancho y alto, procurar no pasarse de una relación 1:3, siendo la relación 1:2 ideal. Veamos algunos ejemplos:

pano-1

«Club Volcano». 2004. Mota del Cuervo. 50 X 200 cm. Ed. de 5+2PA. Relación 1:4. Panorámica demasiado alargada.

pano-2

«Paisaje en Gris». relación 1:2,9. Está al límite de lo aceptable visualmente en una panorámica.

pano-3

«Chapapote en Luarca». Relación 1:2,5. Visualmente más equilibrada.

pano-4

«Castil de tierra». Relación 1:2. Es una proporción ideal, similar a la de los televisores modernos.

Longitud focal
Algo que parece evidente es entender que todas las fotos de un mismo panorama deben estar tomadas con la misma longitud focal. Pero ¿cuál?

Cuanto más larga sea la longitud focal, más precisa será la unión. Aunque la recomendación en cuanto al número de tomas debe ser de un máximo de 5-6, cuanto más corta es la focal, más problemática será la unión por la deformación de la lente que tendrá que corregir el programa.

Evita el uso de focales inferiores a 35mm -refiriéndonos siempre a paso universal o full frame- y quizás la focal ideal estaría alrededor de los 50mm, ya que permite cubrir bastante área con un número reducido de tomas y sin la distorsión que empieza a aparecer con el 35mm.

Exposición
Todas las tomas de un panorama deben estar realizadas idealmente con la misma exposición. Esto es aún más importante en los casos en que hay zonas de cielo más iluminadas que otras. Si variamos la exposición será muy complicado conseguir una transición suave al unir las imágenes.

Debemos hacer la medición de la luz como si se tratara de una única captura. Si sigues mi método de medición, llevarás la luz más alta de toda la escena a la derecha del histograma -bien mediante la medición puntual y la corrección EV o mediante el histograma en vivo en las cámaras que dispongan de él- y mantendrás esa exposición para todas las tomas.

Existe una posible excepción a esta normal: los panoramas verticales. En ese caso sí podríamos variar la exposición del suelo al cielo. El programa compensará por el cambio brusco de luz pero el resultado será muy bueno.

Enfoque
Podemos mantener el mismo enfoque en todas las tomas, o variarlo en cada uno de ellas.

Yo no hago fotografía de deportes ni de acción, así que en mis cámaras nunca se enfoca desde el botón disparador, sino desde el botón de AF que se suele activar con el pulgar. De este modo evito reenfocar en cada foto, sobre todo si el sujeto o motivo siguen a la misma distancia. Esto es aún más importante al realizar un panorama, ya que tenemos que rotar la cámara sobre el NPP y es frecuente que en alguna de las tomas no haya ningún punto donde enfocar, por ejemplo el cielo. Por tanto yo suelo enfocar una vez al motivo que me interesa y luego puedo hacer el resto de disparos sin preocuparme de si la cámara no encuentra foco al pulsar el disparador.

Cuando trabajo con la cámara de medio formato en trípode suelo enfocar calculando la hiperfocal, pero con la réflex eso es más complicado por el hecho de que las lentes modernas carecen de las marcas que ayudan a calcular la hiperfocal. Hay situaciones – sobre todo si disparamos a mano- en las que hay poca profundidad de campo al haber usado un diafragma abierto o simplemente queremos asegurar el foco en alguna zona concreta. En esos casos podemos enfocar a diferentes distancias en cada toma. La unión queda perfecta en una transición muy suave y el resultado es incluso interesante por extraño. Recuerda de alguna manera a los enfoques que se pueden realizar con una cámara de banco óptico. Veamos un par de ejemplos. Ambos se componen de dos captruas, realizadas a mano con muy poca profundidad de campo:

pano-5

Canon 1Ds Mark III a ISO 800 y 1/25s. Lente 85mm a f/1.2. Dos tomas horizontales a mano formando un panorama vertical. En la foto inferior está a foco el enrejado de la barandilla. En la superior también la barandilla y la pared.

pano-6

Canon 1Ds Mark III a ISO 800 y 1/8s. Lente 85mm a f/1.2. Dos tomas horizonales formando un panorama vertical.

Información extraída del libro Fotografía Panorámica de Alta Calidad de José María Mellado, la obra que completa la trilogía del «Método Mellado», un flujo de trabajo eficiente y de alta calidad, depurado y avalado por la experiencia e investigación de este autor de referencia para miles y miles de fotógrafos.

Fotografía panorámica

POSDATA: José María Mellado estará el próximo martes 27 de octubre en Fnac BILBAO y el miércoles 28 en Fnac DONOSTIA presentando este libro y dando trucos para que consigas unas panorámicas espectaculares.
¡Entrada libre! A las 19:00.

Guardar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s